2006-09-22

Aumento "significativo" de actividad sísmica en el Tungurahua


NECESITAMOS SU AYUDA, ESCRIBANOS A:

comich@comich.org
movimientoindigenadechimborazo@gmail.com

Datos de referencia:
Casa Indígena, Calle Guayaquil y Juan de Velasco
Riobamba, Chimborazo, Ecuador.

Tfno. 593 3 94 17 28 - Fax: 593 3 96 12 21



TeleSUR _ 21/09/06 - 17:04 CCS

Un aumento "significativo" de actividad sísmica se registró este jueves en el volcán Tungurahua, en el centro andino de Ecuador, informó el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional.

Un total de 181 seísmos leves de "largo período", relacionados con el movimiento de fluidos en el interior de la montaña, se registró en las últimas 24 horas, así como un temblor vulcano-tectónico, por la ruptura de rocas en el conducto volcánico.

Además, el Instituto Geofísico informó de seis episodios de "tremor" o temblor constante, y emanación de gases con un alto contenido de ceniza, proceso que formó una nube que ascendió a unos dos kilómetros de altura sobre el cráter del volcán y se dirigió hacia el occidente del coloso por efecto del viento.

La actividad, que hasta ayer era considerada "baja", cambió el jueves a una intensidad "moderada", precisa el último informe del Instituto Geofísico.

El Tungurahua, de 5 mil 029 metros de altitud, tuvo una violenta erupción el pasado 17 de agosto que causó la muerte de cuatro personas, la desaparición de otras dos -dadas ya por muertas por los organismos de socorro- y obligó a la evacuación de miles de campesinos de las zonas aledañas.

El actual estado de erupción del volcán empezó en septiembre de 1999 y en esos últimos siete años ha intercalado periodos de gran actividad con otros de relativa calma.

Situado unos 180 kilómetros al sur de Quito, el Tungurahua forma parte del medio centenar de volcanes que tiene Ecuador y se encuentra en la lista de los más activos del país, junto con Reventador, Sangay, Cotopaxi, Guagua Pichincha y Cayambe.

2006-09-11

El volcán Tungurahua se ensañó con Ecuador



NECESITAMOS SU AYUDA, ESCRIBANOS A:

comich@comich.org
movimientoindigenadechimborazo@gmail.com

Datos de referencia:
Casa Indígena, Calle Guayaquil y Juan de Velasco
Riobamba, Chimborazo, Ecuador.

Tfno. 593 3 94 17 28 - Fax: 593 3 96 12 21




Julio Panduro
jpanduro@gmail.com

Cuando un desastre natural se abate sobre un país pobre, las consecuencias son mayores. Y así ha ocurrido en Ecuador, donde la erupción del volcán Tungurahua puso al descubierto la incapacidad de ese país para enfrentar los castigos de la naturaleza y sacó a relucir la pobreza extrema de los indígenas en esa nación andina.
La poderosa explosión del volcán provocó incluso sordera y dolor de oídos a los pobladores que viven en los alrededores. Ello demuestra la magnitud de la tragedia que ha provocado muerte y destrucción sobre una población que vive en paupérrimas condiciones, abandonada por años y postergada de todo indicio de desarrollo y modernidad.
Según las propias autoridades, la erupción de un volcán o un sismo en Ecuador siempre causa mucho más desastre que en Japón, porque allí las edificaciones no son adecuadas, no hay prevención, los animales no tienen dónde guarecerse, mientras que los campesinos carecen de formas de guardar agua y de medicamentos para ellos y su ganado.
Luis Macas, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador y candidato a la presidencia por el movimiento indígena y otras organizaciones sociales, asegura que cuando surgen estos fenómenos naturales se hace más evidente la pobreza de los nativos. “He recorrido decenas de veces comunidades cercanas al Tungurahua, y la pobreza del pueblo indígena siempre ha estado y seguirá estando ahí si no hay cambios profundos en el país”, declaró a Inter Press Service (IPS).

Llega ayuda internacional
Para paliar esta clase de desastres naturales, siempre llega la ayuda internacional y esta vez no es la excepción. Por lo pronto, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) anunció su colaboración con Ecuador en las tareas de asistencia a la población damnificada por el Tungurahua. La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), por ejemplo, atenderá a 19 mil habitantes de zonas aledañas al volcán que debieron ser evacuados por la lluvia de material incandescente, los ríos de lava y la gran cantidad de cenizas que destruyeron casas, cultivos y corrales. Se estima que aproximadamente 15 mil damnificados se han refugiado en albergues públicos, cuyas condiciones son satisfactorias, pero requieren de asistencia alimentaria, agua, medicinas y otros artículos de primera necesidad.
El volcán Tungurahua, a unos 150 kilómetros al sur de Quito, ha expulsado grandes cantidades de lava, roca y ceniza, afectando de manera directa e indirecta a miles de personas que aspiran aire contaminado por los gases tóxicos. Para ello, la OCHA anunció la aportación de 30 mil dólares en ayuda para que se cubran las urgencias más inmediatas.
Por otro lado, la embajadora de los Estados Unidos en Ecuador, Linda Jewell, adelantó que su país aportará con más de 200 mil dólares a los afectados, de los cuales, 90 mil corresponden a las medicinas y equipos médicos de emergencia que facilitará el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

Cuadro 1
Cifras del desastre en Ecuador
- Aproximadamente cinco personas murieron y más de 60 se encuentran desaparecidas tras la erupción.
- Más de 5 mil personas perdieron sus casas y cultivos, y un millón de habitantes de ciudades y zonas rurales han sido afectados por la ceniza transportadas por el viento.
- Diez poblaciones cercanas al volcán fueron arrasadas por piedras, lava y ceniza y deberán ser reubicadas.
- Cerca de 40 mil hectáreas de plantaciones agrícolas se arruinaron, además de registrarse la muerte de miles de animales domésticos y aves de corral.
- Se estima que unos 15 mil damnificados se han refugiado en albergues públicos del país.
- Las cenizas y material incandescente afectaron las provincias de Chimborazo, Tungurahua, Bolívar, Los Ríos, Guayas y Manabí.
- Cuando el volcán despertó, la erupción llegó a la estratósfera y tuvo un diámetro de 280 kilómetros.
- Los gases, piedras y flujos incandescentes arrojados por el Tungurahua se elevaron hasta ocho kilómetros de altura.
- La erupción del Tungurahua es considerada la más fuerte desde hace 120 años en el país suramericano.

2006-09-04

Ecuatorianos viven en Avenida de los Volcanes



NECESITAMOS SU AYUDA, ESCRIBANOS A: movimientoindigenadechimborazo@gmail.com

Datos de referencia:
Casa Indígena, Calle Guayaquil y Juan de Velasco
Riobamba, Chimborazo, Ecuador.

Tfno. 593 3 94 17 28 - Fax: 593 3 96 12 21


Por GONZALO SOLANO
09/04/2006



BILBAO, Ecuador - En la ladera del volcán Tungurahua a pocos días de su última y poderosa erupción, la familia Meneses se empeña en abrir surcos en una tierra que parece cemento por la ceniza endurecida.

Los cinco integrantes de esta familia campesina regresaron hacia fines de agosto a la zona afectada por la ceniza y material incandescente arrojada por el volcán y lo hicieron con la intención de labrar la tierra.

Otros habitantes de este poblado también se han aventurado a retornar a la zona de riesgo, para rescatar los pocos enseres que les quedan y salir hacia albergues o casas de familiares o amigos porque sigue latente la amenaza de otra erupción del Tungurahua que siga a la ocurrida entre el 16 y 17 de agosto.

"Nosotros no le hemos hecho nada al volcán, más bien él nos hace daño ... hemos padecido lo indecible, pero no nos hemos de ir", afirma Ximena Meneses, de 26 años, quien sudorosa se empeña en abrir surcos en la ladera del volcán, donde cayeron piedras incandescentes y toneladas de ceniza.

La familia Meneses lo perdió todo, incluida su casa en la zona de Bilbao, una de las más afectadas por el volcán, ubicada en el centro andino del país, 135 kilómetros al sureste de Quito.

"Nos arriesgamos a sembrar (maíz), para ver si hay éxito ... para no quedar mal en el pago de las deudas. Ahora vamos a probar suerte, ojalá esta producción no fracase", manifestó Antonio Meneses, de 52 años, cabeza de la familia.

"No me rindo: suerte o muerte", sentencia antes de volver a levantar el azadón y dejarlo caer sobre la dura corteza.

Esta familia es una muestra de la férrea voluntad de los pobladores de la serranía ecuatoriana, que conviven con 55 volcanes esparcidos en su geografía; 17 de ellos activos en una franja de unos 300 kilómetros de largo por 70 kilómetros de ancho.

Esa franja comprende la sierra norte del país, en la que se encuentra Quito, capital, con 1,5 millones de habitantes, entre otras importantes ciudades, como Latacunga, Ibarra, Ambato, Otavalo, Riobamba y Guaranda.

Como parte de las atracciones turísticas del país, los ecuatorianos promocionan la famosa "Avenida de los volcanes", como se conoce el trayecto a lo largo de la Carretera Panamericana, y a cuyos dos costados, en días despejados, se pueden ver los volcanes, muchos de ellos nevados, y eventualmente con emanaciones de fumarolas en los casos de el Tungurahua y el Reventador.

El director del Instituto Geofísico, Hugo Yepes, destaca que algunos de los volcanes están activos desde finales de los 90, "cuando empezó 'la temporada de erupción de volcanes en Ecuador'", dijo haciendo un símil con la temporada de huracanes en el Caribe.

"En esta zona (sierra centro norte) vive un buen porcentaje de la población ... estamos hablando entre tres y cuatro millones de habitantes que viven en los primeros 25 kilómetros alrededor de volcanes activos".

"Estamos entre las áreas (de volcanes activos) más densamente pobladas del mundo", aseguró.

Añadió que los volcanes más vigilados por el Instituto por la amenaza que representan sobre poblaciones cercanas --" y obviamente por su actividad" -- son el Tungurahua, el Cotopaxi, en el centro andino; el Pichincha, junto a Quito; en un segundo nivel el Cayambe, en el norte del país; el Reventador, en la selva amazónica, y en un tercer nivel, al Chimborazo, Quilotoa, Pululahua, Cuicocha, Soche y Antizana.

En la zona amagada por los volcanes hay extensas zonas agropecuarias, agroexportadoras, una decena de ciudades de importancia, una desarrollada red vial, que incluye la Panamericana, y variadas industrias.

También están en riesgo plantas de generación de energía eléctrica, instalaciones de telecomunicaciones y los dos oleoductos del país, por donde saca el petróleo, principal producto de exportación del país.

"La concepción del riesgo nunca se consideró en el sentido de que los oleoductos se hicieron paralelos, es decir 'todos los huevos en la misma canasta'. No se separaron unos cientos de kilómetros de tal manera que el impacto en el uno, sea independiente del otro", comentó Yepes.

El subdirector de la Defensa Civil, coronel retirado Aníbal Salazar, reconoció que es necesario "la reestructuración de un sistema nacional de gestión de riesgo ... mejorarlo, profundizar procedimientos, tomar acciones para proteger a la gente".

Destaca que en los últimos siete años, tres volcanes: Tungurahua, Pichincha y Reventador, han afectado media docena de provincias andinas y otras tantas han sufrido consecuencias indirectas, como la lluvia de ceniza.

Explicó que "es necesario entrar en un proceso de elaboración de cartografía de riesgo. Existe algo, pero habría que elaborarlas a escala mayor ... para conocer efectivamente cuáles son los sitios de alto riesgo".

El coordinador de Gestión de Riesgo de esa institución, Oswaldo Proaño, expresó que en la tareas de prevención "los más receptivos son los niños, ellos corrigen a sus padres, son los que ponen más empeño a las cosas".

"Con ellos educamos a tres generaciones: a los padres, a los mismos niños y a los hijos de ellos, cuando sean grandes", concluyó.

2006-09-01

INFORME DEL ESTADO DEL VOLCÁN TUNGURAHUA N° 244



NECESITAMOS SU AYUDA, ESCRIBANOS A: movimientoindigenadechimborazo@gmail.com

Datos de referencia:
Casa Indígena, Calle Guayaquil y Juan de Velasco
Riobamba, Chimborazo, Ecuador.

Tfno. 593 3 94 17 28 - Fax: 593 3 96
12 21

1. RESUMEN DE LA ACTIVIDAD DEL VOLCÁN

Para el día de hoy se observa un incremento de la sismicidad tanto en número como en energía de los eventos LP’s (indican movimiento de fluidos), Vt’s (indican ruptura de roca en el edificio volcánico) y episodios de tremor.



Por otro lado las emisiones de SO2 (dióxido de azufre) durante esta semana han mostrado valores importantes, sobrepasando en todos los casos las 1000 ton/día y siendo mayores a los valores observados durante la semana anterior.



Se confirmó, además que los flujos de lava que se encuentran en el flanco nor-occidental del volcán cesaron su descenso y que por el momento no hay más salida de estos flujos desde el cráter.



IG-EPN / SV

2006-08-31

La Mama Tungurahua nos dice...


NECESITAMOS SU AYUDA, ESCRIBANOS A: movimientoindigenadechimborazo@gmail.com

Datos de referencia:
Casa Indígena, Calle Guayaquil y Juan de Velasco
Riobamba, Chimborazo, Ecuador.

Tfno. 593 3 94 17 28 - Fax: 593 3 96 12 21


Después de la visita que nuestros amigos periodistas hicieron a las faldas de la Mama Tungurahua, y al parecer ya sin noticias que comunicar; a diferencia de los días posteriores a la erupción, en los cuales durante toda la jornada nos llegaban instantáneas microondas, de “avezados” periodistas, que por conseguir la primicia fueron a Tungurahua en busca de fama, popularidad y raiting. Hoy todo ha vuelto a la normalidad – por lo menos en la programación de nuestros tradicionales canales de televisión – más; sin lugar a dudas, donde las cosas no volvieron a ser las mismas, son en las provincias donde la erupción cambio la vida de las personas que habitaban en tan hermosos lugares, hoy cubiertos de ceniza, piedras y restos volcánicos.



Seguramente nuestros amigos – enemigos periodistas, ahora se encuentran ocupados con las elecciones y los candidatos presidenciales; y seguramente cada día dedicarán menos espacio periodístico para difundir la situación de las provincias de Chimborazo, Tungurahua, y Bolívar afectadas por la caída de ceniza.



La ayuda se atrasa en llegar, pero quién no tardo en ir fue el Ministro de Bienestar Social, quién estuvo cerca del lugar de la erupción a la mañana siguientes, quizá sólo para hacer presencia; porque los recursos que aseguró se asignarían para solventar en algo las pérdidas llegaron incompletos; incluyendo al Ministro de Economía Armando Rodas, quién ante el Congreso Nacional aseguró la ayuda económica para los damnificados del Tungurahua; aunque también aseguró que los excedentes del bloque 15, no están presupuestados para casos como este ¿…? si no que más bien se encuentran en previsión de una crisis energética.



Las dudas cada vez se hacen presentes. Será que la democracia como sistema político, es él más apropiado para responder a las necesidades de los pueblos, desde una visión solidaria y recíproca que nuestra gente y nuestra cultura tanto espera venir…?





Cristina Benavides

2006-08-30


NECESITAMOS SU AYUDA, ESCRIBANOS A: movimientoindigenadechimborazo@gmail.com

Datos de referencia:
Casa Indígena, Calle Guayaquil y Juan de Velasco
Riobamba, Chimborazo, Ecuador.

Tfno. 593 3 94 17 28 - Fax: 593 3 96 12 21

Bolivia envía ayuda humanitaria a damnificados por volcán en Ecuador
TeleSUR / 22/08/2006


Recibirán ayuda boliviana damnificados en Ecuador
Una donación de cinco toneladas de alimento aprobó el gobierno de Bolivia para ser enviado como ayuda humanitaria a las víctimas del volcán Tungurahua en Ecuador.

El anunció lo hizo el ministro de Defensa de Bolivia, Walter San Miguel, quien destacó la importancia de la iniciativa, inspirada en los principios de solidaridad que promueve la nación altiplánica.

El alto funcionario boliviano dijo que su país ha sufrido desastres y “somos vulnerables, pero creemos que es un gesto que corresponde en momentos en que hermanos del Ecuador, poblaciones indígenas campesinas requieren de la ayuda internacional”.

La donación de Bolivia a los afectados por la catástrofe natural es de cinco toneladas de alimentos básicos y medicamentos. Defensa Civil y la Fuerza Aérea boliviana, serán los organismos responsables de entregar la remesa.

"Estoy conmovido por esta ayuda del hermano pueblo boliviano, estamos compartiendo lo poco que tenemos, yo respondo de manera sencilla y de manera enfática que cuando se comparte lo poco que se tiene; en este caso, compartir lo poco significa compartir mucho", declaró el embajador ecuatoriano Fernando Córdova.

Los ministros de Relaciones Exteriores, David Choquehuanca, y de Defensa, Walker San Miguel, desglosaron que entre los artículos enviados en un avión de la Fuerza Aérea Boliviana se cuenta arroz, azúcar, harina, fideos, frazadas, colchonetas y medicamentos.

Según informaciones provenientes de Protección Civil del Ecuador, la erupción del volcán Tungurahua del pasado jueves 17 de agosto, afectó a cerca de un millón de personas de diez poblaciones en el centro del Ecuador, causando cinco muertos y daños incalculables.

rf /YR

2006-08-26

Ecuatorianos tratan de levantarse de las cenizas




NECESITAMOS SU AYUDA, ESCRIBANOS A: movimientoindigenadechimborazo@gmail.com

Datos de referencia:
Casa Indígena, Calle Guayaquil y Juan de Velasco
Riobamba, Chimborazo, Ecuador.

Tfno. 593 3 94 17 28 - Fax: 593 3 96 12 21

Diez poblados arrasados por volcán
Por Edison López
Prensa Asociada
8/26/2006

BILBAO, Ecuador · En medio de toneladas de ceniza emanada por la creciente actividad del volcán Tungurahua, los pobladores de decenas de pueblos del centro de Ecuador tratan de reanudar sus actividades y mantener con vida sus poblaciones.

"No importa si esto es un castigo de Dios, vamos a mantenernos con vida, no sé cómo, pero lo haremos", dijo Francisco Rosero, un campesino de 30 años de edad, que junto a otra decena de habitantes de esta localidad se arriesgaron el domingo a retornar a la tierra que los vio nacer.

Bilbao está justo en donde se localiza uno de los lados por donde el volcán arrojó grandes flujos de lodo y lava. El pequeño caserío de 150 personas se encuentra desolado, cubierto por toneladas de ceniza volcánica, cuando el Tungurahua, en erupción desde 1999, acrecentó su actividad.

El pequeño río que está debajo del pueblo, cuyo nombre no recuerdan sus propios habitantes, se mantiene emitiendo grandes nubes de gas y ceniza, que sigue cayendo por las laderas del volcán, situado a unos 135 kilómetros al sureste de Quito.

"Por más que queremos retornar, la naturaleza no nos lo permite, esta es nuestra tierra, pero no hay nada que podamos hacer, es triste", se lamentó Mario Villegas, también campesino, de 56 años, y otro de los habitantes que trataba de al menos limpiar la puerta de su casa, cubierta con una espesa capa de alrededor de 50 centímetros de ceniza. El techo de su pequeña vivienda está perforado por la caída de piedras incandescentes.

Nerviosos y presurosos, una decena de habitantes trata de rescatar alimentos y a sus animales domésticos, perros, gatos, caballos y vacas, que abandonaron cuando el volcán expulsó lenguas de lava de hasta 8 kilómetros de altura.

"Es difícil mantenernos en el pueblo, yo quiero irme a los albergues", dijo Camilo, un joven de 24 años, que limpia con cuidado la frágil escultura de madera de Cristo de un metro y medio de alto que se encontraba en la iglesia del pueblo, también abandonada.

Su madre, María, una humilde campesina, de 50 años, se mantenía limpiando los utensilios que se encontraban en la iglesia, y que servían para la celebración del rito de la misa.

"Vamos a sobrevivir, Dios nos ayudará", aseguró.

Pese a la inmensa cantidad de ceniza y piedras que cubren miles de kilómetros cuadrados alrededor del volcán, los pobladores tratan de mantener viva la esperanza de que no habrá un incremento de su actividad, una de las más importantes desde fines del siglo XVIII, según el Instituto Geofísico.

"Es lo que debemos hacer, mantener la esperanza", indicó Justo, un agricultor de Cotaló, otro pequeño poblado en donde existen casas con sus techos colapsados por la ceniza.

.

En tanto, en Palictahua, al otro lado del volcán, a unos 180 kilómetros de Quito, un centenar de personas enterraba a José Hidalgo, de 83 años, cuyos restos fueron encontrados por sus familiares.

Diez poblaciones del centro del país que fueron arrasadas por la erupción del volcán Tungurahua deberán ser reubicadas, mientras que casi 5,000 perdieron sus casas y cultivos bajo las cenizas.

Según un reciente informe de Protección Civil indicó que más de un millón personas han sido afectadas por la erupción del volcán, 40,000 hectáreas agrícolas y frutícolas se perdieron en la provincia de Chimborazo, mientras más de 11,000 kilómetros cuadrados en Tungurahua, Chimborazo y Bolívar han sido afectadas por la caída de ceniza.

La actividad del volcán de 5,023 metros de altura y a unos 135 kilómetros al sureste de la capital ecuatoriana, permanece en "relativa calma", dijo el vulcanólogo Pablo Samaniego. Advirtió que las explosiones pueden repetirse y con la misma intensidad en las próximas semanas.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?